Crema de pimiento rojo asado

Esta es una de las salsas que más me gusta y que siempre intento tener a mano. Resulta muy fácil de preparar y encima se conserva perfectamente de 5 a 7 días en la nevera en un bote bien cerrado.

El origen de esta receta se remonta a la época universitaria, en la que todavía comía carne y a menudo acudía a un restaurante griego con una vieja amiga. Siempre nos pedíamos un gyros, carne asada en un horno vertical que se sirve en un pan de pita y se acompaña con algunas verduras y salsa. Yo solía escoger una salsa típica griega, “la tzatziki”, que consiste en yogur griego, mezclado con abundante pepino rallado, aceite, jugo de limón, ajo y, a veces: perejil, menta, pimienta o eneldo,  esta deliciosa. Pero un día ella me animo a cambiar y me dijo que probara la salsa de pimiento rojo. EING!?!?!? Ojos como platos, una salsa de pimientos rojos, quien iba a comer algo semejante, me pareció en ese momento algo muy raro, pero finalmente le hice caso. Y desde ese día no he dejado de comerla, así que aunque te parezca rara de entrada te recomiendo que le des una oportunidad, ya que estoy convencida que te va a sorprender.

Resulta ideal para aliñar vegetales, como la foto: kale con salsa de pimientos, como salsa para los espaguetis de calabacín, para untar tostadas vegetales, como base para una pizza en lugar de usar la típica salsa de tomate, para las pitas, para los macarrones, úsala donde quieras siempre queda bien.

Aunque desconozco totalmente la receta original, ya que nunca me atreví a preguntarla, después de muchos años la he ido mejorando y ahora mismo en casa la preparo así:

Ingredientes – para 1 bote de 300 ml aprox

3 pimientos rojos asados (grandes)
4 tomates secos rehidratados
1 taza mediana de pipas de calabaza y/o pipas de girasol
2 cucharadas de aceite de oliva
Zumo de medio limón recién exprimido
Pimentón rojo picante
Romero
2 dientes de ajo (opcional)

Preparación 

1. Asa los pimientos rojo en el horno. Déjalos enteros en la bandeja del horno y hornea durante unos 30 minutos a 180ºC, luego envuélvelos con papel de periódico y deja que se enfríen.  Una vez fríos podrás pelarlos y quitarles las pepitas sin ninguna dificultad.

2. Tuesta ligeramente en un sartén con una pizca de aceite las pipas. Añade una pizca de sal, pimentón rojo y romero justo al final.

3. En un procesador de alimentos o picadora añade todos los ingredientes: los pimientos rojos ya asados y limpios, las pipas con las especies, los tomates, el zumo de limón y el aceite. Tritura el tiempo suficiente hasta obtener una salsa de textura cremosa y homogénea.

 

 

 

One reply on “Crema de pimiento rojo asado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *